Era el 50 aniversario de Leng-d’Or y queríamos ofrecerle un stand diferente para la feria Alimentaria, uno de los escenarios más importantes a nivel mundial para hacer negocios.El eje central del stand lo constituía una arquitectura vanguardista y dinámica, angulaciones e irregularidad combinado con un diseño que transmitía una imagen limpia y elegante.Sus colores corporativos aplicados en diferentes formas y zonas, le daba una imagen corporativa internacional. Gran satisfacción para los clientes y por lo tanto para nosotros también.